Ariel Benz

Cine, libros, gastronomía y alguna que otra nerdada

Category: Astronomía (page 1 of 5)

75 años de Orson Welles y La Guerra de los Mundos

Hoy miércoles 30 de Octubre se cumplen 75 años de un momento radial único, mágico podría decir.

En aquel entonces no había internet, no existían los celulares y la televisión recién estaba dando sus primeros pasos. El único medio tecnológico de transmisión masiva era el radial, todo pasaba por ahí. Existía algo llamado radioteatro y Orson Welles fue capaz de revolucionar una ciudad con su relato, La Guerra de los Mundos.

Al principio dije que fue un momento mágico, porque hoy en día con los niveles de comunicación que existen es imposible generar el suspenso y terror que se generó en aquel entonces, sin duda es uno de los momentos de la historia que hubiera querido vivir, no lo digo por sentir el miedo, sino el vivir en vivo y en directo un relato que cambiaría la historia.

Pero bueno no hay que apenarse, la buena noticia es que si algún día somos visitados por extraterrestres vamos a tener el celular a mano para captar ese momento, algo imposible de pensar en 1938 :mrgreen:

De todas maneras los invito a que revivan ese momento con el audio original que le comparto.

PD: Es muy miércoles, pero si lo acompañan con una cerveza, momento sublime.

Neil Armstrong (1930 – 2012)

Neil Armstrong y su primera huella en la Luna

Un post a modo recordatorio para Neil Armstrong que el pasado sábado murió a los 82 años de edad. Hoy por hoy muchos escuchan su nombre y no saben quién fue y lo que hizo, pero si por el contrario ven la foto de la izquierda seguramente saben que pertenece al primer hombre que pisó la Luna, nuestro satélite natural que fue anhelo de visita de muchas civilizaciones que pasaron por la faz de la Tierra.

Todos sabemos cual es su frase más conocida, pero no voy a citarla, quiero dejar una que me gusta mucho y es una de las que menos se conocen de él.

Mystery creates wonder and wonder is the basis of man’s desire to understand. – Neil Armstrong

La curiosidad nos impulsa

La curiosidad hizo y hace que hoy estemos acá, hace que exploremos, que nos rompamos la cabeza contra la pared, que avancemos, que nos preguntemos, que experimentemos, que inventemos.

Desde que salimos de las cavernas e hicimos contacto con nuestro entorno, no paramos. Creíamos en una tierra plana y la curiosidad derribó ese pensamiento. Por mar y por tierra lo habíamos explorado todo, o casi todo, así que decidimos enfocarnos en los dioses de las antiguas civilizaciones, la Luna y los planetas. La Luna y más precisamente el Mar de la Tranquilidad fue la primera estación, hoy estamos recibiendo señales de naves que están en los confines del Sistema Solar.

Tanto al Sol como a todos los planetas, los hemos conocido de cerca, pero son muy pocos a los que hemos descendido y explorado en detalle. En Venus hemos aterrizado, pero las naves solo han podido transmitir información por unas cuantas horas, ya que las altas condiciones climáticas hicieron que estas dejen de operar. Con el Marte es otra historia, es nuestro planeta anhelado para colonizar y al cual desde la década de los 60 hemos enviado varias misiones.

Hoy nuevamente estamos ahí, después de recorrer más de 500 millones de kilómetros, Curiosity está posada sobre la superficie del planeta rojo y nos está enviando información super valiosa que nos ayudará a determinar si existió vida, sea del tipo que sea, y si es posible albergarla, ya desde una mirada colonizadora y expansiva.

Todo esto es maravilloso porque, por un lado vamos a conocer mucho más sobre este planeta que lleva siglos de noche enfocadas con telescopios y, por otro lado se le da luz verde a los siguientes proyectos de la NASA. Tengamos en cuenta que esta misión costó 2.500 millones de dólares y si fallaba, el gobierno no iba a mirar con muy buenos ojos las próximas inversiones. Es increíble que se dediquen más fondos para la guerra que para la exploración, hace un tiempo comenté mi punto de vista sobre cómo ciertos factores nos limitan el avance y expansión de la civilización, y si la misión Curiosity salía mal, totalmente entraría en esos.

En fin, la nave está operando, enviando fotos, realizando experimentos y toda la comunidad científica está a la espera de nuevos descubrimientos e interrogativos que surjan de esta nueva hazaña.

Para termina el post quería compartir un texto que anda dando vueltas por la red y corresponde al genio Carl Sagan. Es un mensaje que dejó para los futuros exploradores del planeta rojo y la verdad está muy bueno. Espero haberles despertado un mínimo de curiosidad ;-)

Hola, soy Carl Sagan. Me encuentro en el lugar donde suelo trabajar en Ithaca, cerca de la Universidad de Cornell en Nueva York. Tal vez puedan escuchar al fondo una cascada que se encuentra en las inmediaciones, lo que es probable que fuera una rareza en Marte, incluso en los tiempos de la alta tecnología.

La ciencia y la ciencia ficción han hecho una especie de danza en el último siglo, particularmente en lo que respecta a Marte. Los científicos hacen descubrimientos. Inspiran a los escritores de ciencia ficción a escribir sobre estos, y una gran cantidad de jóvenes que leen la ciencia ficción se entusiasman, y se inspiran en convertirse en los científicos que averiguan más acerca de Marte, lo que hace que a su vez se alimente de nuevo a otra generación de la ciencia ficción y la ciencia; y la secuencia que ha desempeñado un papel importante en nuestra capacidad actual para llegar a Marte. Sin duda fue un factor importante en la vida de Robert Goddard, el pionero en el campo de los cohetes que, creo que más que nadie, allanó el camino para nuestra capacidad real de ir a Marte. Y sin duda jugó un papel importante en mi desarrollo científico.

No sé por qué queremos ir a Marte. Tal vez porque nos hemos dado cuenta de que tenemos que actuar con cuidado alrededor de los pequeños asteroides para evitar la posibilidad de un impacto con la Tierra con consecuencias catastróficas, y, mientras estamos en el espacio cercano a la Tierra, es sólo un salto, que nos llevará a otro y a otro hasta Marte. O tal vez queremos ir a Marte porque reconocemos que si hay comunidades humanas en muchos mundos, las posibilidades de extinguirnos por alguna catástrofe en el mundo serán menores. O tal vez queremos ir a Marte debido a la magnífica ciencia que se puede encontrar allí. Las puertas de un mundo maravilloso se abren en nuestro tiempo. Tal vez queremos ir a Marte porque tenemos que estar, porque hay un profundo impulso nómada construido en nosotros debido al proceso evolutivo, llegamos, después de todo, de cazadores-recolectores, y el 99,9% de nuestra estancia en la Tierra hemos sido nómadas. El próximo lugar para pasear será Marte.

Sea cual sea la razón por la que queremos estar Marte, estoy contento de que estemos allí. Y me gustaría estar con ustedes.

Bosón de Higgs para todos

Desde que esta mañana la red se ha vuelto un lindo revuelo y todo se debe al famoso Bosón de Higgs, que al parecer supuestamente los científicos del CERN encontraron una partícula muy parecida a ésta en el Colisionador de Hadrones (LHC) después de haber realizado millones de colisiones.

A esta altura ya todos están al tanto de que el Campo de Higgs fue propuesto por Peter Higgs en 1964, al intentar explicar por qué algunas partículas tienen mucha masa, otras muy poca, y otras ni siquiera tiene masa alguna. Entonces, lo que se estaría demostrando con este descubrimiento es que en el Universo existe un campo invisible de energía llamado Campo de Higgs, el cual, interactua con las partículas proyendole sus masas.

Obviamente no tiene nada que ver con Dios, ni religiones, ni teorías conspiranoicas donde la formación de un agujero negro nos traga a todos. Es uno de los mayores descubrimientos de la humanidad, descubrimiento que nos ayudará a comprender mucho mejor cómo funciona todo.

Mucho conocimiento está por venir, recuerden que cuando surgió la mecánica cuántica muy pocos la entendían, y hoy en día estamos hablando de computación cuántica, niveles de criptografía altamente avanzados, el principio de indeterminación, nos cuestionamos el concepto de realidad y un largo etcétera, por eso mismo, a no adelantarse y ser pacientes que se viene cosas increíbles en el campo de la ciencia.

Para que se entienda mucho mejor todo esto, arrojo un poco de fotones :mrgreen: sobre el tema dejando un video que la gente del Fermilab hizo hace un tiempo y donde explican de manera muy sencilla que sería el Bosón de Higgs.

Man in the Landscape

Como escribí hace un par de días, hay unos cuantos libros que quiero leer, uno de ellos es Into the Wild (Hacia Rutas Salvajes) de Jon Krakauer y se dio que mi primo lo tenía así que me lo prestó y ya lo estoy leyendo. El capítulo 4 comienza con un pequeño texto que me parece maravilloso y te transporta a lugares increíbles, así que no quería dejar de compartirlo.

“El desierto es un entorno de revelaciones, un lugar de una genética y una psicología extrañas, de una sensorialidad austera, con una estética abstracta y una historia cargada de hostilidad […]. Sus formas son audaces, incitantes. La mente queda presa de la luz, el espacio, la originalidad cinestética de la aridez, las altas temperaturas y el viento. El cielo del desierto es envolvente, majestuoso y terrible. En otros hábitats, la línea del horizonte se quiebra o se oscurece; en el desierto se funde con la bóveda que está sobre nuestras cabezas, infinitamente más vasta que la que se divisa en las grandes extensiones donde se despliegan campos y bosques […]. En este cielo panorámico, las nubes parecen más compactas y a veces la concavidad de su parte inferior refleja con magnificencia la curvatura del globo terráqueo. La angularidad de las formas terrestres del desierto confiere una arquitectura monumental a las nubes tanto como al mismo relieve […]. Es al desierto adonde se dirigen los profetas y los ermitaños, adonde van los peregrinos y exiliados. Es en él que los líderes de las grandes religiones han buscado los valores terapéuticos y espirituales del retiro, no para escapar de la realidad, sino para descubrirla.”

Paul Shepard, Man in the Landscape: A Historic View of the Esthetics of Nature.

Después de leerlo se me vienen a la mente imágenes como las del siguiente video, es imposible de manejarlo.


Los movimientos que esconde el Universo

Somos más de 6.000 millones de habitantes en el planeta, los grados de separación decrementaron y la sociedad conectada está llevando la cultura digital a su máximo potencial.  Todos conocemos más de todos, pero hay un factor que desconocemos (en parte) y es el de movimiento, que serían las actividades y conductas que hacen a una sociedad dinámica y compleja. Como dije, en parte, podemos conocer el actuar de los demás, pero muy pocas veces nos ponemos a pensar en como afecta a nuestros movimientos, y depende de la situación, hay que hilar mucho en retrospectiva y encontrar el patrón de movimientos que hizo que estemos acá (conectar los puntos diría Steve). Las acciones nos afectan al corto o largo plazo, de eso estamos seguros, directa o indirectamente, como dice la Teoría del Caos, el pequeño aleteo de una mariposa puede provocar un huracán en el otro extremo del mundo.

Somos más que diminutos comparados con el tamaño del Universo y al mismo tiempo tenemos tanto poder para crear y destruir que parece imposible que todo surja de nuestras mentes. Las mismas mentes que creían en una Tierra plana, las mismas que primero pensaron y luego existieron, las mismas que se animaron a explorar, a crear pirámides, a poner un hombre en la Luna, a destruir Europa en dos ocasiones diferentes, a conectarse….¿conectarse? palabra que usamos como si se hubiera inventado en el siglo XXI bajo aval de la tecnología. Conectados estuvimos siempre, no digitalmente hasta hace unas cuantas décadas, pero a nivel de movimientos siempre estuvimos conectados y sincronizados con el Universo, nada sería como es, si no hubiese sido como fue, la Tierra giró unos 5.000 millones de años alrededor de un Sol prematuro para que luego lleguemos nosotros, previa extinción de unos cuantos dinosaurios.

Hoy la Tierra sigue girando y lo hará por otros miles de millones de años más si nada se interpone, en paralelo, el Sol danza a través de la Vía Láctea y a ésta se le acerca la galaxia Andrómeda a una velocidad de 400.000 km. por hora, las condiciones para una colisión galáctica están más que dadas. Todos esos movimientos y tirones gravitacionales no los sentimos en lo más mínimo, los conocemos y podemos apreciarlos a través de la avanzada tecnología que desarrollamos, pero nada más que eso, a grandes escalas la interacción es mutua pero nosotros somos simples observadores de una película que comenzó hace rato.

Con esto voy a que los movimientos de toda esa relojería cósmica están más que determinados, podemos predecir, aprender, descubrir y fascinarnos de toda esa maravilla imponente. En cambio, acá, en el ahora, en ese ahora que ya pasó, todo es diferente, la dinámica y compleja red que se crea constantemente hacen que la sinergia sea cada vez mayor y la cantidad de movimientos aumente exponencialmente. Los pensamientos colectivos hacen que la influencia sea mayor y la impredecibilidad esté a la orden del día, ser conscientes de esas acciones y flujos que forman el rompecabezas del pasado hacen que el presente se reinvente. Un Universo completo se formó en nuestro cerebro y estamos haciendo lo mismo en la sociedad a través de la tecnología que forjamos, las relaciones son de muchos a muchos, y eso se potencia.

El Universo nos empuja, nos condiciona, nos transforma, todo siempre en una sola dirección, pero como dije, su estructura está representada en nuestra mente, la misma que acciona y construye la realidad, la que inspira, la que crea, la que se enamora, la que piensa, la que afecta directa o indirectamente a las más de 6.000 millones de mentes coexistiendo en el mismo y diminuto planeta. Y todo eso a partir de un simple impulso eléctrico que pone en movimiento a una neurona y ésta a las demás a través de sus sinapsis. Viendo esto, vemos que los movimientos sociales y patrones que emergen no son más que cadenas unidas a través de pequeños nodos de pensamientos, son los movimientos que esconde el Universo y a veces no percibimos, tanto en su inmensidad como a pequeñas escalas, son los que construyen y determinan nuestras historias,  nuestras conexiones, nuestras vidas.

El hecho más sorprendente del universo

Un excelente video de Neil deGrasse que anda dando vueltas en la red, donde responde a la pregunta de ¿cuál era el hecho más asombroso del Universo?. Recuerden que Neil fue elegido como conductor de la secuela de COSMOS, que se lanzará en 2013. Sin agregar nada mas, acá el video [Subtitulado].

Lugares más extremos del Sistema Solar

Y como Fabio en su post sobre los lugares más extremos del planeta, se me ocurrió seguir la línea y hacer lo mismo viajando en nuestra nave imaginaria al estilo Carl Sagan en Cosmos, y hacer este post sobre los lugares más extremos hasta ahora conocidos en el Sistema Solar :mrgreen: , así que si las condiciones de nuestro planeta les parecen extremas, ya sea frío, calor, tormentas y volcanes, esperen a leer lo que sigue.

Lugares más fríos

El primer dato es para que muchos se sorprendan, muchos dirán que el lugar más frío del Sistema Solar se encuentra en Plutón por el simple hecho de ser el más alejado del Sol (está bien Plutón no se encuentra más en la lista de planetas desde el 2006), pero bueno si lo pensaron, se equivocan, el lugar más frío está muy cerca de nosotros y se encuentra en la Luna, sisi en la Luna, ahí donde hemos ido. Y se trata un lugar que se encuentra en el fondo de un cráter ubicado en el polo sur de la luna, este estudio se hizo en 2009 por la misión LRO (Lunar Reconnaisance Orbiter) de la NASA. Se nota que no llegó ni una sola partícula de luz, la temperatura record medida es de -202,8 grados centígrados, una temperatura muy cerca del cero absoluto, impresionante. Vale aclarar que es el punto más frío medido hasta el momento, eso no quita que haya lugares más inhóspitos y friolentos que este.

Muy raro, pero aquí se encuentra el lugar más frio

Otro lugar bastante frío del sistema solar y especial para hacer esquí es Europa, una de las lunas más grandes del planeta Júpiter. La característica especial de este satélite y por eso lo del esquí, es que superficie es totalmente hielo con unas cuantas imperfecciones. Estudios sugieren que debajo de esta capa de hielo se encuentra agua en estado líquido, pero bueno, volviendo al frío, en su superficie la temperatura ronda los -160 ºC, así que el esquí va a estar complicado, pero no deja de ser un lugar espectacular.

Una luna rayada

Lugares más calurosos

Es obvio que el lugar con mayor temperatura en el sistema solar es el propio Sol, pero por ser el astro rey queda fuera de la lista y examinemos los demás.

Tenemos a Mercurio que es el más cercano al Sol, con una composición totalmente rocosa, la superficie puede alcanzar una increíble temperatura de 420 ºC. Sin embargo, como este planeta no tiene una atmósfera suficiente como para contener algo de las tremendas llamaradas solares y redistribuir el calor, las noche son algo frías, con temperaturas de -170 ºC. Esa diferencia de temperaturas, hace que sea el planeta con el intervalo más alto de todo el sistema solar.

Únicamente se aprecian cráteres

Otro planeta bien calentito es Venus, en 1962 la misión Mariner 2 hizo mediciones increíbles, en la superficie la temperatura se determinó en 425 ºC. Hoy en día sabemos que la temperatura en su superficie alcanza los 467 ºC. Como dato adicional, el plomo se derrite a 327 ºC :-O Y como ven, a pesar de ser el segundo planeta más cercano al Sol, su temperatura es mayor a la de Mercurio, también a diferencia de este, al poseer una atmósfera muy densa hace que la temperatura se mantenga y no varíe tanto, produciendo un efecto invernadero que ni se compara al nuestro, gracias a eso es el planeta con la temperatura más alta de todo el Sistema Solar.

Solamente nubes

Demasiados Volcanes

En la Tierra tuvimos unas cuantas erupciones volcánicas, tremendas desde este punto vista como habitantes del planeta, pero a escalas del Sistema Solar no son nada. Acá es donde entra Ío, otra de las lunas de Júpiter y que se destacas por sus más de 400 volcanes activos, lo que lo hace el objeto con mayor actividad geológica del sistema. Las erupciones de azufre de esta preciosura se elevan por más de 400 km de altura. Esta tremenda actividad volcánica es producida por los “tirones” gravitatorios producidos por Júpiter que es inmensamente gigante a su lado, con ayuda de las demás lunas. Digamos que un lugar no tan lindo para visitar.

Tremendos volcanes que expulsan azufre

Tormentas colosales de todos los colores

El temporal del otro día y Katrina son un poroto al lado de la Gran Mancha Roja de Júpiter, y para nosotros es una manchita, pero es una tormenta impresionante que lleva siendo observada por más de 300 años. Ese puntito rojo mide casi tres veces la anchura de la Tierra, y tiene unos vientos de hasta 400 km/h. Para apreciar más lo que son las tormentas de este gigante, acá pueden ver un video con imágenes obtenidas por la Voyager I.

Aunque parece un cuadro no lo es

Otro en donde hay condiciones extremas es en Saturno, conocido por sus anillos que al mirarlo parece tan sereno, bueno ni ahí, en varias ocasiones se han observado tormentas descomunales, y si la mancha roja de Júpiter te parece gigante, eso no es nada, en Saturno se producen las llamadas “tormentas blancas” que le dan vuelta al planeta entero, también en los polos se han detectado tormentas con vórtices hexagonales de aproximadamente 8.000 kilómetros de diámetro.

La famosa tormenta blanca observada por la sonda Cassini

Neptuno es el rey de los vientos huracanados al tener los vientos más fuertes del Sistema Solar, posee un pequeño núcleo rocoso pero es un planeta con una atmósfera por de más de densa, al igual que Júpiter, Saturno y Urano, gigantes con tormentas gigantes. Es conocido por su “Gran Mancha Oscura”, y de lejos sí que es sólo una manchita, sobrevolando la atmósfera en el hemisferio sur existen vientos de más de 2.400 km/h!!. No lo quise poner más arriba, pero también es un planeta extremadamente frío, con unos -200 ºC en la superficie, así que combinando esto con un poco de viento lo hace un planeta inaccesible, pero espectacular para admirar con un buen telescopio.

Unas cuantas tormentas en Neptuno

Uno bastante particular es Urano, también con un clima horrible, pero además de eso su eje de rotación tiene una inclinación de casi 98º (el de la Tierra tiene 23º), por lo tanto uno de sus polos apunta hacia el Sol y el otro en sentido contrario hacia espacio exterior. Con lo cual, cada polo recibe luz solar continua alrededor de unos 42 años seguidos, mientras que el opuesto tiene 42 años de oscuridad. Tiene bandas de nubes que giran a su alrededor con vientos de más de 900 km/h, pero son complicadas de verlas, y la mayor actividad se produce en los cambios de estación, algo que lleva tiempo, es mucho más apreciable la actividad en sus polos.

Colores espectaculares en sus polos

Un poco de altura

Era imposible terminar el post sin nombrar a Marte nuestro planeta más explorado del Sistema Solar. Es el planeta más similar a la Tierra en términos de geografía y tipo de superficie. Contiene grandes valles y volcanes, entre ellos el archi conocido Monte Olimpo, el mismo se encuentra en el hemisferio norte y forma parte de una cadena volcánica. Sabrán que es el mayor volcán del Sistema Solar, con una altura de unos 25 km (más de dos veces la altura del Everest) y con una base de 600 km. Otro rasgo geológico muy distintivo de Marte es el Valle Marineris, este tiene 4.000 km de largo, entre 50 km y 100 km de ancho y hasta 10 km de profundidad.

Monte Olimpo

Espero les haya gustado este repaso, los aventureros extremistas interplanetarios ya tienen un largo catálogo de sitios que visitar en las proximidades del Sistema Solar, está claro que estos son sólo algunos lugares y maravillas que existen en nuestro Sistema Solar, hay mucho más por descubrir ;-)

Fuente Imágenes: NASA

The Sagan Series

Varias veces escribí sobre el genio de Carl Sagan, y esta vez lo hago nuevamente para mostrarle el excelente proyecto The Sagan Series. Este proyecto es realizado por Reid Gower en homenaje al gran divulgador científico y persona que fue Sagan. El trabajo logrado hasta ahora es excelente, obteniendo videos muy buenos, combinaciones de imágenes y música de fondo con mensajes profundos que nos hacen reflexionar sobre nuestro lugar en el universo.

Dejo los dos primeros capítulos para que vean y los invito a ver el resto, se los aseguro no se van a arrepentir.

Chapter 1 – The Frontier Is Everywhere

Chapter 2 – Life Looks For Life

El Universo, nuestro Cerebro e Internet

Uno cuando mira al cielo a simple vista sólo puede notar estrellas con diversos brillos y colores, parecen dispersas en forma aleatoria sin encontrarle estructura alguna, salvo en casos donde estemos en lugares con muy poca contaminación lumínica, y en ese caso sí se podría contemplar una franja que cruza todo el cielo, eso es el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Hoy sabemos que muchas estrellas de nuestra galaxia componen sistemas planetarios, y al mismo tiempo estas estrellas se organizan formando nuestra galaxia, llegando al total de  200 mil millones aproximadamente. Si vamos más allá y nos movemos a escala galáctica, podemos apreciar que en el universo observable existen unas 100 mil millones de galaxias. Y nuevamente como en el principio, estas galaxias tampoco están distribuidas aleatoriamente, forman estructuras, cúmulos galácticos realmente complejos, donde tampoco estos están aislados en lo absoluto.

Todas estas estructuras que mencioné, aunque parezca mentira conforman sólo el 5% de nuestro universo, se denomina “materia visible”, el resto es 25% de materia oscura y 70% de energía oscura. Es la materia oscura la que forma filamentos de miles y miles de años luz, haciendo que las galaxias y los supercúmulos galácticos formen una red estructural, dándole así la forma a nuestro universo.

Ahora si dejamos de mirar hacia fuera y tomamos nuestro cerebro como el todo y nos sumergimos en él, vemos que la historia se repite. La estructura cerebral contiene aproximadamente unas 100 mil millones de neuronas con por lo menos 1014 conexiones sinápticas (aproximadamente, entre 100 y 500 billones). O sea, que en nuestro cerebro tenemos tantas neuronas como galaxias en el universo, algo realmente sorprendente teniendo en cuenta las diferentes estructuras y distancias que lo conforman a ambos. Tanto en escalas astronómicas, como en escalas microscópicas, las estructuras se repiten, tenemos diferentes niveles y tiempos evolutivos pero siempre se tiende a la interconexión.

Para notar mucho mejor esta relación, a continuación les dejo una imagen donde se copara una porción de la red neuronal que compone nuestro cerebro, con una imagen de una simulación realizada por el Virgo Consortium, donde se aprecia la red de filamentos que unen galaxias y cúmulos.

Como verán las similitudes son impresionantes, en el video de la denominada Simulación del Milenio sobre la cual se hizo la comparación mencionada pueden apreciar con mucho más detalle lo que les comento. Esta simulación es la más grande y más realista jamás recreada del crecimiento de la estructura cósmica y de la formación de galaxias y cuásares, algo impresionante se los aseguro, no dejen de verlo.

Ahora bien, si vamos un poquito más allá, pero dejando de lado composiciones biológicas y astronómicas y nos centramos en estructuras artificiales creadas por el hombre, notablemente seguimos convergiendo en lo mismo. Elementos distribuidos en el espacio formando redes cada vez más y más complejas que crecen con el tiempo, y a esta altura seguro saben de lo que estoy hablando, nada más ni nada menos que de Internet. La red de redes que nació casi a comienzos de la década del 70, actualmente con más de 40 años en funcionamiento y constante evolución, llegó a ser lo que es hoy gracias al modelo de red y la interconexión entre sus nodos.

Como también necesitamos tener una visión global de esto, a través de estos años vimos varios mapas de internet. Pero lo que sucede es que es algo tan dinámico que es casi imposible tener una visión actualizada del sistema. Hace poco la empresa Peer 1 realizó un mapa utilizando los datos topológicos de CAIDA, el resultado obtenido contiene todos los elementos importantes de la “geografía” de Internet: los proveedores, universidades, puntos de intercambio de datos y grandes organizaciones y empresas tales como Google o Facebook. En total hay unos 20.000 sistemas autónomos (nodos) y 44.000 conexiones entre ellos.

Al igual que el cerebro, internet evoluciona creando nuevos canales de comunicación, es más se ha descubierto que se pueden realizar múltiples y nuevas conexiones neuronales en el caso de que una lesión dañara la parte prefrontal del cerebro.

El universo tiene unos 13.700 millones de años, la especie humana unos 175.000 años aproximadamente, pero la estructuración y configuración de nuestro cerebro y más específicamente la del neocórtex llevó millones de años. El patrón se repitió a través de toda la historia, ya sea desde la constitución de las ciudades hasta la configuración actual de internet, siempre tendemos a conectar todo lo que se encuentra entre el mundo microscópico y macroscópico, nuestra obra maestra está claro que es la red de redes, producto del funcionamiento e interacción de la red neuronal que conforma nuestro cerebro y nos abre camino a nuevas cosas.

Hay varias teorías que ofrecen diferentes miradas sobre cuál sería el destino de nuestro universo, la más aceptada de todas es que seguirá expandiendo eternamente, y los filamentos que conforman los cimientos cósmicos quedarán vacíos al extinguirse las estrellas y consecuentemente las galaxias y conglomerados que estas forman. En contraste con esto, sobre el cerebro e internet no podemos afirmar absolutamente nada, son sumamente prematuros respecto de la edad del universo y esto nos lleva a muchas preguntas sobre cuál será el futuro, ¿Qué cosas emergerán?, ¿Lograremos conectar nuestra mente a internet?, ¿Cómo se complementan con el surgimiento de las redes sociales?, ¿Emergerá una consciencia artificial?, las preguntas suenan mucho a ciencia ficción, pero hay muchos científicos haciéndoselas y trabajando en ello.

Espero haber cumplido un poco el objetivo del post, que era plantear una comparación entre los tres conceptos detallados anteriormente y, en base a eso cuestionarnos cuál será su evolución y cómo nos adaptaremos. Como dato final, les recomiendo el libro “Cerebro y universo, dos cosmologías” de David Jou, donde se trata en paralelo las leyes del universo y redes neuronales que gobiernan a estos sistemas.

Older posts

© 2014 Ariel Benz

Theme by Anders NorenUp ↑

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera